Cuando pensé en ofrecer, desde Mamá Majo, esta charla, lo primero que se me ocurrió fue intentar que muchas familias encuentren solución a un problema muy común y propio de este año. Un apagafuegos. Sin embargo, luego de ir revisando el contenido tan bien preparado por el magíster y pedagogo Iván Castillo, me di cuenta de que el asunto iba más allá. Mucho más allá.

Este año tuve la grandiosa oportunidad, gracias a mi hermana, de conversar con un psicólogo, Freddy Toscano. Ya saben que es un tema tabú en el Perú y todas las etiquetas que reciben quienes toman esta decisión son: «está loca», «pobrecita», «sufre de estrés», «está desequilibrada», «seguro se pepea», «gasta su plata por las puras porque los psicólogos son mentirosos» y demás necedades. Yo, con Freddy, he aprendido más que con 10 cursos universitarios: he aprendido a conocerme. Y, poco a poco, a gestionar mis emociones. Poco a poco, repito: hay hábitos emocionales que llevan tantos años de arraigo que cambiarlos, porque son tóxicos, no toma un día, ni dos, ni tres…

Pero, para esta charla, no busqué un psicólogo. Busqué un pedagogo que, además, es asesor familiar. ¿Por qué? Porque sobre ello, en el ámbito emocional, hay mucho por ahí. Sin embargo, desde el punto de vista de la educación, solo hay discusiones metodológicas que, a la hora de los loros, no nos ayudan a los «padres conectados» en el hoy y el ahora.

(No digo que sean inútiles, no malinterpreten).

Nadie nos da un manual de cómo ser padres. Menos aún, de cómo ser padres – digitales – en Pandemia – y en encierro infantil. O sea, tenemos MUCHO que aprender, más allá de lo que por instinto o herencia sabemos. Este es el QUID de esta charla: construir en medio de estas circunstancias, en cuanto a nuestro rol de padres. Aprender cómo sacarle provecho a esta gran coyuntura, para nuestra familia y para nosotros. Ordenarnos, porque el orden da paz. Disfrutar de nuestro ser madres / ser padres.

Dicen que nada será igual una vez «terminada» la Pandemia. Yo espero, de verdad, que a través de esta charla, nada sea igual en nuestros hogares. Ojalá te puedas conectar hoy a las 8 pm. Valdrá la pena.